Bienvenid@ a la web del Proyecto Life+ Olmos Vivos, donde puedes encontrar toda la información relativa al proyecto.

Síguenos en nuestras redes sociales.

El género Ulmus

Este género reúne entre 20 y 45 especies según se considere a los diferentes autores que lo han tratado. Se distribuyen por Eurasia y América de Norte. En España se encuentran 3 especies autóctonas y una exótica, Ulmus pumila, con un moderado grado de asilvestramiento. Los olmos comparten algunas características que se describen a continuación:

Son árboles caducifolios que alcanzan entre los 15 y 20 de altura y que, según especies o individuos, pueden llegar a los 2 metros de diámetro.

Las ramillas son finas (~2-3 mm) y pubescentes. Desde finales del verano se pueden observar las yemas, que son muy pequeñas (< 3-4 mm), pardas, ovoides, con varias escamas imbricadas y más o menos tomentosas.

Sus hojas son alternas, orientadas formando un plano (dísticas); simples, con un peciolo generalmente corto (de hasta 12 mm) y unas estípulas caducas. El limbo es uno de sus elementos más característicos: es alargado, de forma más o menos ovada, con abundantes nervios secundarios que se distribuyen de forma espaciada y de aspecto más o menos rectos. El margen es doblemente aserrado y su base asimétrica, mostrando un lado más desarrollado que el otro y un ápice alargado. Por su aspecto no es infrecuente que se los confunda con el avellano (Corylus avellana) e incluso, en ocasiones, con el tilo (Tilia sp.)

Figura 1. Ejemplos de hojas de las especies de olmos.

Las flores se encuentran formado fascículos globosos y se desarrollan a finales del invierno, antes de que broten de las hojas. Son muy pequeñas y poco vistosas, bisexuales y ocasionalmente unisexuales por aborto generalmente de la parte femenina. Presentan un cáliz con cierta forma cónica, terminado en un conjunto de lóbulos. En su interior se encuentran unos estambres (el androceo) con unas anteras que sobresalen del cáliz y un diminuto pistilo (el gineceo) que tiene dos apéndices alargados, generalmente de aspecto plumoso (Figura 2).

La maduración de las partes masculina y femenina se realiza de forma desfasada; generalmente los estambres se anticipan al pistilo (Figura 3).

Sus frutos presentan otro de los caracteres más identificativos del género. Son pequeños, secos en la madurez, de aspecto papiráceo y forma más o menos circular u ovoidea (Figura 4), con una semilla muy comprimida, rodeada de un ala (sámara) que presenta una escotadura en el extremo superior, en forma de ojal.

La semilla carece de tejidos de reserva externos y todo el espacio está ocupado por el embrión. Su tamaño, forma y otros detalles son variables según las especies.

Figura 2. Ejemplos de flores de las especies de olmos.
Figura 3. Fases en la maduración de la flor. Izquierda, estambres maduros y pistilo inmaduro. Derecha, estambres pasados y pistilo maduro.
Figura 4. Ejemplos de frutos de las especies de olmos.

  

COORDINACIÓN: BENEFICIARIOS:


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies